Publicada la autobiografía de Wangari Mathaai, activista ambiental y Nobel de la Paz

wangari

‘Con la cabeza bien alta’ es el título de la autobiografía de Wangari Mathaai, premio Nobel de la Paz 2004 y fundadora del movimiento del Cinturón Verde (Green Belt) que la editorial Lumen acaba de publicar. La obra  recorre los momentos más significativos e la vida de esta activista imparable en Kenia, desde su niñez hasta su reciente actividad parlamentaria y en el gobierno. A pesar de haber sufrido sistemáticas agresiones y cárcel en los años ’80, Wangari Mathaai logró movilizar a las mujeres de su país y estableció un movimiento imponente que ha frenado los efectos de la deforestación en Kenia, empoderando a cientos de mujeres de las zonas rurales. El movimiento del Cinturón Verde concentra sus actividades en el conservacionismo ambiental, la reforestación, la educación ambiental, los talleres de formación panafricanos sobre temas ambientales dirigidos específicamente a mujeres y ciclos de visitas y tour, los llamados Green Belt Safaris. En 2004, Wangari Mathaai recibió el premio Nobel de la Paz como reconocimiento a su trayectoria como activista y como fundadora del movimiento Green Belt.
La citación del Comité Nobel Noruego del Parlamento Noruego afirma: “La paz en la tierra depende de nuestra capacidad de asegurar nuestro medio ambiente. Maathai está a la cabeza de la lucha para promover un desarrollo social, económico y cultural en Kenia y en el resto de África que sea ecológicamente viable. Su visión del desarrollo sostenible es holística e involucra la democracia, los derechos humanos y en especial, los derechos de las mujeres. Ella piensa globalmente y actúa localmente.”

Daryl Hannah inaugura el festival de cine medioambiental

daryl

La actiz Daryl Hannah ha inaugurado el XIV Festival de Cine de Medio Ambiente de Cataluña (FIMAC) que se celebra en el Prat de Llobregat (Barcelona). La actriz se hizo famosa por su participación en películas exitosas como Blade Runner o Kill Bill, pero muy pocas personas conocen su faceta ecologista: asociada con Charris Ford en Love Life, se dedica a producir cortos ecologistas y de temática medioambiental. Hannah ha aprovechado el escenario del Festival para hablar de las energías renovables y el biodiesel y para presentar algunos de los cortos de su producción. Además, participa como actriz en la película “French fries to go” que compite en la Sección Premiere. Su interés por el biodiesel la ha llevado a hablar y promover el debate sobre este tema en numerosas entrevistas pública y programas televisivos. Activista convencida, Daryl invierte una parte considerable de sus ingresos en la productora Love Life y en los cortos de temáticas medioambiental. Además, según afirma, actúa de forma coherente con sus creencias a la hora de utilizar la energía solar para su casa bioclimática.

Otras películas destacadas que se presentaron en el Festival fueron “The 11 Hour”, presentada recientemente en Cannes por la productora de Leila y Nadia Conners y Leonardo DiCaprio, y “Who killed the electric car”, del director Chris Paine, que cuenta con la participación de Mel Gibson, Tom Hanks, Alexandra Paul y Martin Sheen. La película analiza las razones e intereses que han bloqueado la difusión de los coches eléctricos a pesar de que tienen las mismas prestaciones que qualquier coche que gaste gasolina o gasoil pero son mucho más sostenibles.

Construye tu casa

casa paja

La cooperativa BAH (Bajo el Asfalto Está la Huerta) acaba de empezar en Madrid un curso sobre cómo construir casas con balas de paja. La Red de Construcción con Balas de Paja tiene en agenda diversos cursos en Girona y Valencia y su sitio web publica una lista de 32 localidades donde existen construcciones de balas de paja y revoco de arcilla. Esta técnica antigua está siendo recuperada para repoblar (y a veces poblar) áreas rurales y al mismo tiempo para ofrecer respuestas habitacionales asequibles y, sobre todo, sostenibles con el ambiente.
Las balas de paja son un material muy económico, proporcionan un aislamiento muy alto y las técnicas de construcción actuales permiten levantar casas de dos plantas o más. Mucha arquitectura rural tradicional utiliza la paja y la tierra como elemento aislante, lo que reduce de forma importante el consumo energético para calentar o refrigerar los interiores. Estas construcciones permiten montar puertas y ventanas así como el sistema de cableado y tuberías necesario para asegurar que la vivienda ofrezca condiciones de habitabilidad estándar, con agua (aunque de depósito) y servicios higiénicos.

fujy 

Si a pesar de ello, el estilo de estas construcciones resultara de todas formas demasiado alternativo, no es necesario renunciar al diseño y al confort: las técnicas de la arquitectura bioclimática han evolucionado tanto que hoy es posible construir un edificio bioclimático perfectamente compatible con el ambiente, sostenible energéticamente y además de alta tecnología y mucho diseño. Fujy, en la sierra de Madrid, es una casa de más de 300 metros cuadrado que nació como piso-piloto de un proyecto empresarial basado en la arquitectura sostenible. Fujy reúne muchas de las empresas más punteras en las áreas de los materiales de construcción, la domótica, los sistemas de iluminación, climatización y  aislamiento, el reciclaje de las aguas y de los  residuos. Esta vivienda permite reducir el impacto ambiental en todo el ciclo de vida de la construcción, desde su levantamiento hasta el día en que haya que reformarla o tirarla abajo.

El movimiento del Copy Left cosecha una nueva victoria en los tribunales

copyleft

Es legal emitir música sin pagar los derechos a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), siempre que se pueda probar que la música en cuestión tenía licencia Copyleft. Así establece una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Salamanca.  El largo enfrentamiento entre autores, empresarios y SGAE sobre quien debe gestionar los derechos de la propiedad intelectual está lentamente aclarándose en las salas de los tribunales y parece que la ley se inclina por reconocen que son los autores los que finalmente deben poder decidir cómo manejar sus derechos.
En este caso, la SGAE había demandado al establecimiento Birdland de Salamanca alegando que utilizaba obras protegidas por derechos de autor sin la debida autorización, pero el empresario pudo demostrar que toda la música emitida había sido descargada de Internet bajo licencias libres.
La sentencia del Juicio verbal número 4/2007 desestima la demanda de la SGAE e invalida la presunción de esta sociedad privada de gestionar en exclusiva todas las obras musicales, reconociendo que Internet es hoy un canal de distribución preferente para muchos contenidos y que existen opciones de licencias libres a las que autores y empresarios tienen derecho de acogerse sin por ello tener que sufrir penalizaciones.
En enfrentamiento entre la SGAE y los autores que optan por licencias libres,como Creative Commons o Copyleft, tiene un trasfondo económico: por un lado están los intereses de una sociedad privada que asume un rol recaudador propio de un ente público pero sin los necesarios mecanismos de control y rendición de cuentas. Al otro lado, un número creciente de autores y empresarios reunidos alrededor de las licencias libres, que optan por compartir contenidos, renovar y crear obras derivadas. La elección de optar por licencias libres puede surgir de motivaciones ideológicas, sin embargo es cada día más evidente que, salvo en los casos de artistas muy conocidos, los autores consiguen sus ingresos no a través de los derechos gestionados por empresas privadas sino  gracias a que su música circula, se conoce y reconoce y ello reporta contratos para actuaciones.
En su Fundamento, la Sentencia señala lo siguiente: “En los últimos tiempos está alcanzando en nuestro país cierto auge un movimiento denominado de “música libre”, muy relacionado con la expansión de Internet como medio de distribución musical. De un modelo de difusión de los contenidos musicales limitado a la venta y al alquiler de ejemplares, controlado por la industria de contenidos, se ha pasado a un modelo casi ilimitado, gracias a la difusión global que proporciona Internet, ámbito en el que los propios creadores, sin intermediación de la industria, pueden poner a disposición de los usuarios de Internet copias digitales de sus obras. Este fenómeno ha originado la concurrencia o coexistencia de diferentes modelos de difusión de contenidos en relación a las nuevas posibilidades ofrecidas por Internet:
a) El tradicional, basado en la protección de la copia (“copyright”), que busca una restricción del acceso u uso del contenido “on line”, recurriendo a fórmulas negociales de carácter restrictivo y medidas tecnológicas de control de accesos, que se subsumen en los llamados “Digital Rights Management”.
b) Un modelo que proporciona acceso libre “on line” a los contenidos, permitiéndose en ocasiones el uso personal de los mismos (modelos de licencia implícita) y, en otros supuestos, la difusión libre de la obra, su transformación e incluso su explotación económica, con la única condición de citar la fuente. Se trata de los modelos de dominio público y de licencias generales (General Public License), como son, por ejemplo, las licencias “creative commons”, algunas de las cuales incluyen la cláusula “copyleft”.

Premio Biol, para España

oliva

El aceite español “Rincón de la Subbética” gana el XII premio internacional del aceite biológico.
Por primera vez un aceite español recibe este galardón internacional que hasta la fecha había sido dominado por productores italianos.
“La calidad general mejora cada año” ha declarado el presidente del jurado, Dr. Antonio Zelinotti, jefe del panel italiano del Consejo Oleico Internacional, el  máximo organismo internacional del sector. “La victoria española demuestra que la excelencia  es el objetivo de los productores del aceita biológico”.
Una novedad de esta doceava edición del Premio Biol ha sido el análisis de la relación entre los mejores aceites y su territorio, lo que se recopilará en la primera Guía Internacional de los mejores aceites virgen extra biológicos.
El Premio Biol fue establecido en 1995 para difundir y vitalizar los aceites de oliva extra virgen obtenidos mediante técnicas de agricultura biológica y contribuir así al conocimiento y difusión de la agricultura ecológica. Incluye un apartado dedicado a la fotografía. El concurso acepta como participante tanto a los productores individuales como las cooperativas oleícolas y los productores de aceite que utilizan y practican técnicas de agricultura ecológica de acuerdo a los estándares de regulación establecidos por el IFOAM (International Federation of Organic Agriculture Movements) y a las normas nacionales, comunitarias e internacionales vigentes.
Se admiten a concurso exclusivamente los aceites de oliva virgen extra provenientes de agricultura ecológica, obtenidos de acuerdo a las normas comunitarias vigentes sobre la clasificación de los aceites de oliva, y provenientes de áreas territoriales delimitadas y homogéneas.