La población urbana mundial ya supera a la rural, pero las ciudades pueden ser más humanas

mundo

Según estimaciones de la ONU, en algún momento del 2007, por primera vez en la historia de la humanidad la población urbana superará a la población rural.
La planificación urbanística y los estilos de vida que ésta fomenta causan un fuerte impacto ambiental negativo sobre el planeta por malgastar inmensas fuentes de energía, provocar un consumo desmesurado y generar un exceso de residuos.

Ya desde los años ’70 ha habido ciudades que han optado por aplicar modelos de desarrollo alternativos a la urbanización masiva y masificante. Uno de los modelos más interesantes es el que ofrece Curitiba, en Brasil, ciudad cuya población se ha duplicado en los últimos treinta años pero que ha logrado reducir la congestión  del tráfico en más del 30 por ciento gracias a un eficaz sistema de transporte público. Más de los dos tercios de los desplazamientos en Curitiba se efectúan por bus.

Otra intervención urbana exitosa es la que realizó Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá entre 1998 y 2001, quien consiguió reducir el tráfico y la contaminación urbana, involucró a la población en la gestión ciudadana y estableció el grado de seguridad de las calles de la capital colombiana en un nivel bien superior al de muchas ciudades norteamericanas como Washington D.C. o Chicago.

Compartir es ecológico 

El rol de la población es clave para obtener cambios sostenidos y sostenibles en la calidad de vida de las ciudades. El movimiento de la covivienda, o cohousing, está atrayendo a un número creciente de personas que ven en la cohabitación intencional una manera para transformar el impacto de la urbanización tanto sobre el entorno como sobre las personas.
Nacida en Dinamarca en los años ’60, la práctica del cohousing ha ido ganando adeptos en el resto de Europa, en Estados Unidos, Australia, Canadá y Nueva Zelanda. El movimiento de las coviviendas promueve un estilo de vida y comportamientos sociales beneficiosos para el entorno de acuerdo a la idea de que el elemento clave para la sostenibilidad está en el conjunto de las personas y su habilidad para autogobernarse y tomar decisiones de forma colectiva.
La covivienda no es una comunidad (o lo que antaño se llamó comuna) sino un enfoque que combina la propiedad privada con la idea de compartir instalaciones comunes y así reducir gastos, fomentando al mismo tiempo las relaciones entre vecinos. Las covivienda están diseñadas para que haya muchas zonas compartidas, las que pueden variar según se trate de covivendas urbanas o rurales, pero casi todas suelen incluir comedores, lavaderos, gimnasios y saunas, salas de juegos, guarderías, a veces escuelas y algunas hasta oficinas comunes. En Estados Unidos muchos estudios de architectura se han especializado en el diseño de estas viviendas.
En España existen diversas coviviendas, en el sur están formadas principalmente por familias de origen anglosajón mientras que las del norte tienen un corte más activista y enraizado en el territorio, aunque sus moradores siguen manteniendo un característico corte internacional.
La experiencia acumulada en las últimas décadas por los proyectos de covivienda ha demostrado ampliamente su impacto favorable sobre el entorno y los individuos porque se trata de propuestas urbanísticamente coherentes y a la medida del ser humano, con más espacios verdes, más facilidades para la atención de niños y ancianos  y más espacios comunes. Además, fomentan las relaciones sociales y de solidaridad, influyen en el tejido económico del entorno y reducen la necesidad de deslazamientos.
Espacio educativamente favorable para los niños, las coviviendas aseguran una sostenibilidad de largo plazo al fomentar comportamientos sociales e individuales más respetuosos.
En la foto, el Eastern Village Cohousing, en Silver Spring, Washington DC. Se trata de un conjunto de 56 unidades habitacionales con apartamentos de diversos tamaños desde los 50 hasta los 180 metros cuadrados: la comunidad urbana que allí vive comparte espacios para gimnasios y yoga, terrazas, espacios para los juegos infantiles, unas grandes salas comedores y otros servicios.

cohouse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: