La comida basura en las escuelas tiene los días contados

comidabasura

Según un estudio llevado a cabo recientemente en México DF, por lo menos la mitad de los anuncios comerciales emitidos en horario de tarde por emisoras televisivas mexicanas, se refieren a productos como patatas fritas, bebidas gaseosas, chucherías y otros productos azucarados de escaso o nulo valor nutricional.

En los Estaos Unidos estos anuncios comerciales representan por lo menos el 34 por ciento de todos los anuncios que ven los menores de edad. En las escuelas de prácticamente toda América, desde Argentina hasta el estado de Nueva York, pasando por Chile, Brasil, México y Panamá, las hamburguesas, patatas fritas y dulces industriales son los productos más solicitados en las tiendas escolares a la hora del recreo. Es el resultado del proceso de des-educación de los anuncios que concentran los productos de comida basura entre las 14:00 y las 18:00, cuando los niños y niñas ven más televisión.
Según la Organización Mundial de la Salud este tipo de alimentación favorece el aumento de la obesidad que afecta a más del 5 por ciento de la población infantil en América Latina. Siempre según datos de la OMS, el exceso de peso y la escasa presencia de vegetales en la alimentación son factores de riesgo determinantes para en las enfermedades no-contagiosas, como por ejemplo enfermedades que afectan a la circulación y el corazón.

La educación alimentar dirigida a los menores es un elemento esencial de cualquier programa de salud pública que busque soluciones para un problema creciente: en México el aumento de la obesidad infantil en las edades comprendidas entre los 5 y los 11 años ha crecido un 40 por ciento entre 1999 y 2006. Datos similares se registran en Brasil, donde el porcentaje de población sobrepeso en las edades comprendidas entre los 11 y los 19 años ha crecido más del 10 por ciento en menos de diez años. Aunque sea posible regular por decreto el tipo y frecuencia de los anuncios así como la entrada de comida basura en las tiendas y comedores escolares, sólo la educación puede dar respuesta a la combinación de factores que empuja a la gente joven a comer de forma compulsiva. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: