Un informe de Lloyd analiza los peligros del cambio climático

tornado

La compañía de seguros más antigua del mundo, Lloyd Londres, acaba de emitir un informe sobre las consecuencias económicas del cambio climático para las compañías de seguro.

Recalcando que el informe se basa en hechos y no en hipótesis, la presidenta de Lloyd América, Wendy Baker, confirmó la importancia de las previsiones para el sector. El informe afirma que en los próximos 50 años experimentaremos un incremento considerable de sequías, inundaciones y otros fenómenos atmosféricos extremos. Las previsiones de riesgo son un elemento fundamental para una compañía de seguro. Diversos científicos de renombre han participado en la elaboración del informe sobre cambio climático que presentó Lloyd, y sobre la base de los resultados no queda otra opción que constatar una realidad evidente: el clima está cambiando. “La industria tiene que prepararse para los cambios que están por llegar” insistió Baker. Según modelos estadísticos aplicados por Lloyd, si un huracán golpeara el estado de Nueva York se generarían pérdidas de bienes asegurados por valos de más de 65 mil millones de dólares.

Las previsiones que plantea el informe son bastante precisas en ubicación geográfica y marco temporal: en él se afirma que habrá más inundaciones en áreas de costa y que el nivel del mar subirá de forma repentina a causa del derretimiento de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida. En pocas décadas el nivel del mar en las costas de Europa del Norte podría subir más de un metro, o más si a este fenómeno se le suma el cambio, ya detectado, del flujo de la Corriente del Golfo.

El interés de la industria de los seguros por los riesgos de las catástrofes naturales es directamente proporcional al valor de los daños que éstas pueden causar. Aproximadamente la mitad de las muertes por desastre natural en el mundo se deben a las inundaciones y todos los datos indican que su frecuencia y violencia puede multiplicar por diez los daños que se registran actualmente en áreas del norte de Europa. Al mismo tiempo, las sequías empeorarán y se harán más severas y más largas afectando especialmente a África y al resto del sur del mundo.

Según diversos escenarios, la cuenca del río Amazonas podría llegar a secarse y si esto ocurriera, habría menos vegetación, los niveles de dióxido de carbono subirían dramáticamente y este proceso empeoraría el efecto invernadero y el calentamiento global. Aunque 2006 se cerró con saldo positivo, la industria de los seguros debe calcular las probabilidades de que en el futuro haya fenómenos mucho más violentos que el Katrina y más a menudo. Queda esperar que estas previsiones sombrías animen a más de una industria a modificar el rumbo de sus actuaciones para reducir el impacto en el ambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: